Errores que comete la empresa y que hacen empeorar su imagen

La imagen de una empresa o su reputación llegan a describir cómo sus actividades, productos o servicios son percibidos por usuarios o consumidores. Las empresas saben la importancia de contar con una buena imagen corporativa y la mayoría quieren ir en la buena dirección.

La importancia de esta imagen acelera los ciclos de vida de los productos entre la competencia; hace que los clientes vean a la compañía como socialmente responsable y, además, se evita el peligro de que diferentes sucursales proyecten imágenes diferentes de la empresa.

Pero, ¿cómo se transmite esa imagen al exterior y cuáles son los errores más comunes que hacen que la empresa acabe teniendo una mala imagen? A continuación, te mostramos las claves más importantes.

Cómo transmitir al exterior una buena imagen

Buen servicio para el cliente y sin errores

En primer lugar, una atención de calidad para el cliente es clave para satisfacer las necesidades de los clientes. Si el cliente repite la experiencia de compra, probablemente, se esté haciendo bien la labor.

Buena presentación de la imagen de la empresa y de sus productos

Contar con unos catálogos tanto físicos, como virtuales, presentaciones, sitios web, etc., denotan profesionalidad y seriedad al negocio.

Buenas relaciones empresariales

Con el resto de proveedores, competencia, así como empresas asociadas, se debe tener una buena relación. Una empresa que habla mal de otros negocios o que no se preocupe por sus clientes, no generará confianza en el mercado.

¿Qué errores se suelen cometer en la imagen de la empresa?

Falta de planes estratégicos

La búsqueda de negocios o ingresos debe ir más allá de cuadrar las cuentas del negocio: se debe contar con un plan estratégico con vistas a futuro que fije prioridades y flexibilidades.

Robo de profesionales a la competencia

Imitar ciertos perfiles profesionales hace daño a la empresa, puesto que la misma debe conseguir atraer el talento y retenerlo, visibilizando sus valores y dejando a la competencia que siga su camino en este aspecto.

Abuso de normas o incumplimiento de horarios

Obligar a los trabajadores a cumplir horarios interminables o a seguir unas reglas demasiado estrictas proporcionará mala imagen, así como falsear información o crear falsas expectativas. Un trabajador enfadado hace que la empresa tenga mala reputación en el exterior.

Estos son los errores que cometen las empresas y que hacen empeorar su imagen. ¡No los cometas tu!

Suscríbete a Nuestro Blog





Publicaciones Recientes

Escribe y presiona Enter