QUE ES BRAINSTORMING

Hay conceptos cuya popularidad es engañosa. Muchas personas creen saber realmente de que se habla, desconociendo realmente el asunto, lo que lleva a que cuando tratan de aplicarlo suele resultar un fiasco. Algo así suele ocurrir con el brainstorming, la tormenta de ideas.

Se trata de una herramienta de creatividad, de una técnica de generación de ideas, que se usa con mucha profusión y no siempre bien. Vamos a explicar brevemente de que se trata y cuales son los principales presupuestos o pasos, cuya vulneración acaba generando resultados pobres, que se suelen achacar indebidamente al propio brainstorming.

El brainstorming, que data de los años 30, es un método grupal, que se de desarrolla en un ambiente relajado, tranquilo, en el que se trata de que ese colectivo genere el mayor número de ideas posible para resolver una cuestión

Para evitar divagaciones, el conductor del grupo presenta la cuestión, objetiva un número deseado de ideas, y marca un tiempo para generarlas, tomando nota de las mismas por escrito, por ejemplo en un gran panel. Y aquí llegamos a algunos puntos críticos.

Y es que es clave el dejar claro que no se prejuzga ninguna idea. Todas son válidas en principio, cuantas más mejor, de todo se toma nota, y el conductor no debe cuestionarlas ni permitir que el resto del grupo lo haga. Lo que debe hacer es todo lo contrario, exprimir esas propuestas para que de esas ideas se generen otras variantes.

Esta regla es básica y debe quedar claro desde el principio, si bien en determinadas organizaciones no es sencillo conciliarla con la cultura de la empresa.

Por otro lado, para facilitar las respuestas, las preguntas deben ser claras, concretas, y como nos podemos imaginar, en ocasiones será necesario descomponer el problema o la cuestión en otras mas manejable.

Después de la generación de ideas, del desarrollo de las mismas en la reunión, viene una segunda fase, ajena a la misma, en la que ese mismo grupo, o normalmente otro, trabaja de un modo más reflexivo, con más calidad, sobre ese panel que ha generado la tormenta de ideas. Son dos momentos bien distintos.

En empresas en las que está todo por hacer, en los proyectos de emprendizaje, el brainstorming tiene la virtud de poder explotar todo su potencial al no estar limitado por un status quo. En esos caso de emprendedores, se incorpora a la dinámica a personas de confianza (asesores, proveedores, inversores, etc…), lo que suele reforzar los lazos de la comunidad generada alrededor de la empresa.

Suscríbete a Nuestro Blog




Publicaciones Recientes

Escribe y presiona Enter